MHI y Nihon se adelantan a la demanda de buques LCO2

MHI y Nihon

Los astilleros japoneses Mitsubishi Heavy Industries (MHI) y Nihon Shipyard han anunciado que están desarrollando un nuevo tipo de buque para el transporte de dióxido de carbono licuado (LCO2). Se trata de una iniciativa pionera que busca anticiparse a la creciente demanda de este tipo de embarcaciones, que serán clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

📑 Aquí podrás encontrar 👇

¿Qué es el LCO2 y por qué es importante?

El LCO2 es el resultado de comprimir y enfriar el dióxido de carbono (CO2) hasta convertirlo en un líquido. Esta forma de almacenar el CO2 tiene varias ventajas, como ocupar menos espacio, facilitar su transporte y permitir su uso para fines industriales o energéticos.

El LCO2 se considera una solución potencial para capturar y almacenar el CO2 que se genera en las actividades humanas, evitando que se libere a la atmósfera y contribuya al calentamiento global. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), el LCO2 podría reducir las emisiones globales de CO2 en un 14% para 2050.

¿Cómo serán los buques LCO2 de MHI y Nihon?

Los buques LCO2 de MHI y Nihon tendrán una capacidad de carga de entre 10.000 y 20.000 metros cúbicos, y estarán diseñados para transportar el LCO2 a una temperatura de -50°C y una presión de 6 bar. Los buques contarán con sistemas de propulsión eficientes y ecológicos, así como con medidas de seguridad para evitar fugas o incendios.

Los astilleros japoneses esperan tener listos los diseños preliminares de los buques LCO2 para finales de 2022, y comenzar la construcción en 2023. El objetivo es entregar los primeros buques LCO2 en 2025, coincidiendo con el inicio de la operación comercial de varias plantas de captura y almacenamiento de carbono (CCS) en el mundo.

Artículo Recomendado:  Trasmediterránea, el garante de Plátano de Canarias

¿Qué ventajas tiene el transporte marítimo de LCO2?

El transporte marítimo de LCO2 es una opción viable y rentable para trasladar el CO2 capturado desde las fuentes emisoras hasta los lugares de almacenamiento o uso. El transporte marítimo de LCO2 tiene un menor impacto ambiental que el transporte por carretera o por tubería, ya que consume menos energía y genera menos emisiones.

Además, el transporte marítimo de LCO2 ofrece una mayor flexibilidad y escalabilidad, ya que permite acceder a diferentes mercados y regiones, y adaptarse a las variaciones en la oferta y la demanda. El transporte marítimo de LCO2 también facilita la cooperación internacional y el comercio de carbono, creando oportunidades para el desarrollo económico y social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir