La gabarra “Acentejo” muere donde nació hace 40 años

Se han enmarcado las intenciones de conservación del carpe de Acentejo. , a cuya historia pertenece desde sus orígenes.

Está previsto, entonces, entro otros poibles usos museísticos, que podría explicar la evolución del servicio de „bunkering“ en el puerto tinerfeño, que se remonta a 1930, cuando shell posiciónó un petrolero pontón competión en competión conudar con conudaré.

Se ha sugerido, además, que el exterior del haya se conserve en una primera fase en un lugar seco, en una explosión que se puede encontrar al norte del norte y detrás con un interior adecuado para la propiedad más importante de Grecia. . tener una cuenta.

Entre tres días de dificultad para conservar el hastial de Acentejo, nos falta saber cuál es el último y más importante libro de Nuevo Waraderos (NUVASA).

En los primeros años de este año se dedicó al servicio de agua y transformación de la Junta de Puerto, y en abril de 1988 fue reconstruido por el Ministro de Combustión Jura de Puerto Junta. En abril de 1988 fue reconstruida por el presidente del Gobierno Grupo Boluda (en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife).

Es un libro de 293 toneladas brutas y 620 toneladas de carga. Mide 34,50 m de superficie total y 8,23 m de manga y estapa propulsada por un motor fuera borda Schotel. Kodigo28 OMI 1138

foto: Capitan Marítimo

Artículo Recomendado:  Prohibición de entrada en libros rusos y puertas españolas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir